Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 19 de noviembre de 2015

DIOSES CON PIES DE BARRO.

Marta Domínguez pasa la ría en su serie de los 3.000m obstáculos de los Juegos de Londres 2012, su última gran competición.


El TAS condena a Marta Domínguez a tres años por dopaje

A petición de la IAAF, la exatleta, de 40 años, pierde también su medalla de oro de los Mundiales de Berlín 2009.

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) ha hecho pública su decisión sobre la exatleta española Marta Domínguez, a quien, a petición de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) suspende tres años por dopaje. Se cierra así un expediente abierto hace más de dos años y medio, en marzo de 2013, por irregularidades en el pasaporte biológico de la considerada hasta hace poco como la mejor atleta española de la historia. En su laudo, el tribunal de Lausana, la más alta instancia deportiva, también retira a Domínguez, de 40 años y retirada desde 2012 del atletismo de alto nivel, su victoria más importante, la medalla de oro en los 3.000 metros obstáculos del Mundial de Berlín de 2009, así como la de plata en los Europeos de Barcelona de 2010.
El Tribunal ha fijado en el 24 de junio de 2015, fecha de la vista, el inicio del periodo de suspensión de tres años, del que se descontará el periodo de suspensión provisional ya cumplido (ocho meses y 11 días, del 8 de julio de 2013 hasta el 19 de marzo de 2014).
El laudo se hizo público a última hora de la tarde del jueves, cuando faltan pocos días para que se cumplan cinco meses de la vista en Lausana en la que el panel arbitral, compuesto por el sueco Conny Jörneklint (presidente), el belga Romano Subiotto y el luxemburgués Jacques Radoux, estudió las alegaciones de los acusadores, la IAAF y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), conjuntamente, y las de la defensa de la atleta.
La decisión argumentada ocupa 99 páginas, una longitud tan inhabitual como extraordinaria ha sido la tardanza en hacer pública la resolución, y solo se publicará las próximas semanas en la web del TAS, pero el tribunal ofreció un resumen del caso, que comenzó en marzo de 2013, cuando la IAAF comunicó a Domínguez y a la federación española que encontraba sospechosos los valores hematológicos de la atleta recogidos en su pasaporte biológico desde el 5 de agosto de 2009. Como ni la atleta ni la federación ofrecieron una razón para las irregularidades que convenciera a los científicos de la IAAF, esta decidió en julio abrirle expediente por dopaje, por el que solicitaban una suspensión de cuatro años, acompañado de una suspensión provisional.
En feberero de 2014, la federación española, el primer organismo que debía resolver el expediente, atendió a las razones aportadas por la atleta para justificar sus valores anómalos (la enfermedad de hipotiroidismo subclínico) y la absolvió. Contra esta resolución recurrió la IAAF ante el TAS, que, debido a la táctica de la defensa de la atleta de poner en duda la jurisdicción del tribunal deportivo y de impugnar los árbitros elegidos, no pudo organizar la vista hasta el 24 de junio pasado.
Este caso, el del pasaporte biológico, es el tercero de dopaje en que se ha visto envuelta la considerada en su momento mejor atleta española de la historia, como  la calificó el presidente de la española de atletismo, José María Odriozola, quien la tuvo varios años como vicepresidenta de su junta. El primero fue el derivado de su relación desde los comienzos de su carrera con Eufemiano Fuentes, el médico canario condenado por dopaje en la Operación Puerto. Diversos documentos llevaron a la Guardia Civil al convencimiento de que la sangre almacenada en las neveras de Fuentes bajo el seudónimo Urco, el nombre de un perro que poseyó la palentina, correspondía a Domínguez. La atleta no pudo ser expedientada por este hecho dado que las pruebas se estaban utilizando en un juicio penal, y no podrán ser usadas para sanciones deportivas hasta que no concluya el procedimiento, que se encuentra aún, casi tres años después del juicio, en fase de recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid.
En noviembre de 2011, después de archivarse la causa de la Operación Galgo, en la que la Guardia Civil había encontrados pruebas de su implicación, Marta Domínguez fue elegida senadora por Palencia, su provincia, en las listas del Partido Popular. Pese a que sobre la palentina pesaban las acusaciones de dopaje, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decidió hace unas semanas incluirla en las listas del PP como número 19 al Congreso por Madrid. El lunes pasado, pocas horas antes de enviar a la Junta Electoral de Madrid la lista, el nombre de Domínguez desapareció de la relación. Fue la propia exatleta quien advirtió al PP de la inminencia de su sanción y de la conveniencia de desaparecer de escena.
COMENTARIO:
Qué pena que un deporte tan bonito como el atletismo solo salga en las portadas (y en el interior) con noticias sobre dopaje o sobre algún corredor fallecido en una carrera popular (popular, sin connotaciones políticas). Qué poco se habla del deporte en sí, nos encanta destacar lo negativo.