Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 26 de noviembre de 2015

DE MACHOTES A MACHOTES

Pedro Sánchez y el presentador Bertín Osborne

De machotes a machotes

Rajoy y Sánchez hablaron anoche con sus coleguitas, perdón, entrevistadores.

Hay una escena memorable en la teleserie Modern Family en la que Ed O’Neill, el patriarca de la saga, especifica los temas de los que hablan los varones heterosexuales cuando se juntan: “De mujeres, de béisbol y de levantarse a mear por la noche”. Pues eso. De las milis, de las novias y de balones de fútbol, de pimpón o de baloncesto. De cosas de hombres. De esos asuntos de Estado, básicamente, conversaron anoche Mariano Rajoy y Pedro Sánchez con sus coleguitas, perdón, entrevistadores, en sendas apariciones estelares en el prime time radiofónico y televisivo.
Rajoy, presidente del Gobierno hasta que se demuestre lo contrario, comentó los partidos de la Champion con Pepe Domingo Castaño, Manolo Lama y Paco González, ese tridente megamoderno, en la Cope. Y Pedro Sánchez se marcó un pulso con el hípster ibérico de Bertín Osborne a ver quién era más guapo, más alto, más caballeroso y más machote. La cosa quedó más o menos en tablas en ambos casos. Eso sí, un fuerte aroma de Varón Dandy saturaba las ondas y los píxeles y nos atufaba a las señoras espectadoras. Les faltó hablar de sus respectivas próstatas. Paciencia, que no cunda el desánimo. No descartemos que salga el tema en algún momento de aquí al 20-D. Quedan tres semanas de testosterona en directo.
Mariano Rajoy durante su participación como comentarista en la COPE.
Imaginemos a Soraya Sáenz de Santamaría comentando la natación sincronizada con Pepa Bueno, Gemma Nierga y Àngels Barceló, por barrer para casa, que una sabe dónde trabaja, haciendo un alto en sus vicepresidenciales labores. Y, si no, a Susana Díaz, por poner un ejemplo presidenciable, comentando sus ligues de verano con Marta Sánchez, la cantante, y preparando con ella el potito que le guisa todos los días a Chicharito —según la propia denominación materna— antes de irse a presidir Andalucía. Eso, exactamente, fue lo que sucedió anoche ante nuestros pobres ojos y oídos curados de espanto. Una marcada de paquete —político— como otra cualquiera.
Un fuerte aroma de Varón Dandy saturaba las ondas y los píxeles y nos atufaba a las señoras espectadoras. Les faltó hablar de sus respectivas próstatas
Ahora, quedó claro que Pedro Sánchez está enamoradísimo de su señora, que le regala flores una vez al mes, que sabe pelar piñas y kiwis y darle al botón de la batidora, y que se lo comió todo antes de sentar la cabeza. Y que Rajoy es madridista, le gusta el pote gallego y que se le cae la baba con las salidas de su niño como a cualquier padre de familia. Más de un indeciso habrá resuelto la papeleta que va a depositar en la urna con semejantes confesiones públicas. Dicho esto, las señoras y los señores de la audiencia pasamos un rato superentretenido comentando la jugada en Twitter. Ya llegará el tiempo en que los líderes saquen a paseo su lado femenino. Ambos irán a Qué tiempo tan feliz a charlar con María Teresa Campos y a cantar boleros con los Supersingles, ese conjunto vocal salido de Operación Triunfo a golpe de votos de la audiencia. Al fin y al cabo, de eso se trata, ¿no? ¿Debates? ¿Qué debates?
COMENTARIO:
La cuestión es que en nuestra sociedad quién no se da a conocer no es nadie, y si recurren a esos formatos cutres es porque simplemente no hay otra cosa. No hay ningún programa de debate o información política ni medianamente presentable en ningún medio, solo un par de tertulias de gente vociferando, pisándose la palabra y soltando su milonga el sábado noche , pero sin aportar gran cosa. En este contexto no veo gran diferencia entre un modelo de entrevista u otro.

No hay comentarios: