Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 30 de agosto de 2015

EN CATALUÑA HAY MUCHA CORRUPCIÓN CONSENTIDA

CDC cobró de la fundación investigada 2,2 millones por trabajos sin justificar

El juez investiga el uso de la entidad como tapadera del partido para cobrar comisiones.

Convergència Democràtica de Catalunya cobró 2,2 millones de euros entre 2008 y 2011 de la fundación investigada por actuar como tapadera para cobrar comisiones ilegales del 3% por obras públicas adjudicadas a Teyco. Los investigadores consideran que la constructora abonaba las comisiones, camufladas como donaciones, a la fundación que luego transfería el dinero al partido por contratos de servicios de cuya existencia duda el Tribunal de Cuentas. El sistema es calcado al usado por CDC para cobrar comisiones de Ferrovial en el caso Palau.
Los investigadores consideran que Teyco, CDC y su fundación (CatDem) formaban un triángulo por cuyos lados fluía el dinero desde los Ayuntamientos controlados por CDC a las arcas del partido. El primer vértice lo formaban 15 municipios, que adjudicaron un total de 30 proyectos a la constructora. Por ahora, solo cinco de ellos han salido a la luz con contratos por un total de 12,4 millones de euros. Se trata de un aparcamiento, una piscina, un parque, un centro de formación y una promoción de vivienda pública en los municipios de Sant Cugat y Sant Celoni (Barcelona), Figueres y Lloret de Mar (Girona) y Torredembarra (Tarragona).
Llegado el dinero a la constructora, esta pagaba el 3% de lo facturado a su fundación por el segundo lado del triángulo. Lo hacía en forma de donaciones aparentemente legales, aunque los investigadores cuentan con dos indicios claros de que en realidad se trataba de comisiones ilegales camufladas. El primero es un documento manuscrito hallado en una caja fuerte de Jordi Sumarroca, consejero delegado de Teyco, que detalla adjudicaciones públicas y el cálculo del 3% de comisión. El segundo son correos electrónicos entre Sumarroca y el extesorero de Convergència Daniel Osácar, en el que se vinculan los pagos con las adjudicaciones, según ha podido saber EL PAÍS.
El triángulo se cerraba con el traspaso de dinero desde la fundación al partido. Lo hacía mediante contratos de servicios que CDC supuestamente prestaba a su fundación, que le reportaron entre 2008 y 2011 un total de 2,2 millones, según informes del Tribunal de Cuentas. A ellos habría que sumar una cantidad que podría llegar a otro millón de euros, pero que el tribunal no detalla en el ejercicio 2012, al incluir esta partida en un epígrafe genérico. Estas cifras suponen todo el dinero transferido desde CatDem a CDC y por el momento no es posible estimar qué parte corresponde a las donaciones dadas a la fundación por Teyco. El coordinador general del partido, Josep Rull, admitió el pasado viernes que CatDem había recibido 150.000 euros entre 2007 y 2009 y otros 207.000 entre 2012 y 2012 de sociedades controladas por la familia Sumarroca.
El Tribunal de Cuentas cuestiona en sus informes anuales la existencia de los trabajos prestados por el partido a la fundación. Según el órgano fiscalizador, la documentación aportada por CDC es “insuficiente para acreditar los servicios realmente prestados y poder evaluar si el ingreso percibido [de CatDem] se corresponde con [los] costes incurridos”.
Los investigadores sospechan que, como en el caso Palau, los servicios contratados eran inexistentes o estaban muy hinchados, todo ello con el objetivo de dar cobertura legal a lo que no era más que el cobro final de las comisiones percibidas desde Teyco.
La mayoría de las adjudicaciones investigadas corresponden al año 2009, aunque hay alguna del año anterior y otras de los posteriores, según fuentes de la investigación. Las donaciones de Teyco bajo sospecha arrancan también entonces y se prolongan hasta marzo del año pasado.
El tesorero del partido y de la fundación hasta diciembre de 2010 era Daniel Osácar, para el que la Fiscalía pide una pena de 7,5 años de cárcel y una multa de 20 millones de euros por los delitos de tráfico de influencias y blanqueo de capitales en el caso Palau. Los investigadores sospechan, tras hallar los correos electrónicos entre Osácar y Sumarroca, que el primero también jugó un papel clave en el cobro de comisiones desde Teyco, incluso después de su jubilación. El actual responsable de finanzas de CDC y CatDem es Andreu Viloca, en cuyo despacho la Guardia Civil encontró una trituradora de papel con restos de documentos que hacen alusión a Teyco. El director de la fundación entre 2008 y 2013 fue Agustí Colomines, intelectual de referencia del independentismo.
El documento clave de la Fundación CatDem en la supuesta financiación ilegal de CDC centra las investigaciones del Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell (Tarragona) y motivó el viernes el registro de las sedes de ambas organizaciones por la Guardia Civil.
EL PROBLEMA CATALÁN FUE POR DEAJARLOS HACER LO QUE QUISIERAN CON TAL DE QUE NO HABLARAN DE INDEPENDENCIA Y AHORA ¿QUÉ?

No hay comentarios: