Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 31 de mayo de 2015

CREANDO EL FRENTE POPULAR

Podemos busca liderar con su marca un frente de izquierda en las generales

Intenta reunir bajo su marca y paraguas a sectores de IU, Compromís o las mareas.

Podemos debate la fórmula para reunir en sus listas para las elecciones generales, bajo su marca y paraguas, a todas las fuerzas “del cambio” a la izquierda del PSOE, entre ellas IU. Fue el secretario general del partido, Pablo Iglesias, quien abrió esa reflexión tras las elecciones del 24-M, y, a falta de una decisión, el plan de la cúpula es que todas se aglutinen bajo el liderazgo de Podemos.
“La herramienta política Podemos sigue siendo el vector para el cambio en España”, afirmó ayer Íñigo Errejón, número dos de la formación, No obstante, Juan Carlos Monedero, quien hace un mes abandonó los órganos de dirección, aseguró a este periódico que estudia una fórmula que permita a los otros partidos integrarse manteniendo su identidad.
La formación de Cayo Lara podría romperse en dos por la decisión de unirse o no a Podemos, como ya ha ocurrido en la federación madrileña a cuenta del apoyo a la lista de Ahora Madrid, encabezada por Manuela Carmena. Uno de los análisis de las elecciones del pasado 24 de mayo es el buen resultado de las candidaturas municipales de unidad popular, superior incluso al de Podemos. Ahora Madrid logró en la capital más de medio millón de votos, un 45% más que el apoyo a Podemos en la ciudad de Madrid para las autonómicas, que quedó en 280.000 sufragios.
Uno de los análisis de las elecciones del pasado 24 de mayo es el buen resultado de las candidaturas municipales de unidad popular, superior incluso al de Podemos. Ahora Madrid logró en la capital más de medio millón de votos, un 45% más que el apoyo a Podemos en la ciudad de Madrid para las autonómicas, que quedó en 280.000 sufragios.
Tras el 24-M, las listas de convergencia o de unidad popular pueden gobernar en siete capitales (más de seis millones de personas), y muchos han tomado nota. Además de en Madrid, ocurre en Barcelona (con Barcelona en Comú), Santiago de Compostela (Compostela Aberta) A Coruña (Marea Atlántica), Cádiz (Por Cádiz Sí se Puede) Zaragoza (Zaragoza en Común) y Oviedo (Somos Oviedo). Izquierda Unida iba integrada en la confluencia en todas ellas, salvo en Madrid, Cádiz y Oviedo.

Proyecciones

Un ejercicio de proyección sumando los votos de IU a los de Podemos concluye que, de haber concurrido juntos en todos los lugares, en Cádiz, por ejemplo, habrían sido la primera fuerza (Por Cádiz Sí se Puede fue segunda tras el PP, y necesita el apoyo del PSOE para gobernar, aunque en los últimos días se está enfriando esa posibilidad). En las autonómicas, la suma de los votos de Podemos e IU da como resultado que habrían ganado las elecciones en Asturias, por delante del PSOE de Javier Fernández. En la Comunidad de Madrid, los 130.000 votos logrados por el poeta Luis García Montero, que no ha obtenido representación, habrían dejado a esa eventual candidatura conjunta a solo 80.000 votos del PSOE de Ángel Gabilondo.
En la semana posterior a los comicios, la dirección de Podemos y el propio Pablo Iglesias han lanzado mensajes de apertura. “Debemos tomar nota también de la importancia de los liderazgos y los estilos que sirven para ir más allá de una identidad de partido. Podemos no puede ser en las generales un partido más sino un instrumento abierto a la participación y al protagonismo de todos aquellos que apuesten por el cambio”, escribía el propio Iglesias en un artículo en su blog. El secretario general de Podemos, sin embargo, enfrió el mensaje en una rueda de prensa el jueves, cuando dijo que su partido no iba a ser la “balsa de salvamento” de IU.
El plan de Iglesias pasa por abrir las listas a Compromís en Valencia, a las mareas en Galicia, a Convocatoria por Madrid, a las marcas Ganemos… Y a IU, el partido del que muchos de sus dirigentes formaron parte y que ahora se tambalea. La dirección quiere, eso sí, que la candidatura resultante para las generales estuviera siempre bajo la marca Podemos.
Pero el principal escollo para la unión de IU con Podemos no son las siglas, sino preservar su identidad. Monedero es consciente de que no pueden pedir que los demás “lleguen de rodillas” y trabaja en una fórmula distinta: su propuesta, que pretende desarrollar en los próximos meses, concibe a Podemos como una “nave nodriza” en la que quede claro que se trata de Podemos pero, al mismo tiempo, se posibilite que haya otras fuerzas que se sientan parte del proyecto y permita que mantengan su identidad. Como Iglesias, Monedero descarta la coalición de partidos y que la decisión se tome en las cúpulas.
AHORA A CREAR UNA IDEOLOGIA DE IZQUIERAS DEL SIGLO XXI

No hay comentarios: