Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 16 de julio de 2014

ESTE GOBIERNO NO DICE NI UNA VERDAD

Coches fabricados en la fábrica de VW en Navarra

El déficit comercial se dispara por el tirón de las importaciones

El desfase entre las exportaciones y lo que se compra fuera pasa de 5.700 a 10.400 millones.

El déficit comercial de España se ha disparado hasta mayo por el tirón de las importaciones, que crecen a tasas más propias de los tiempos previos a la crisis con un repunte superior al 5%, según los datos que ha publicado este miércoles el Ministerio de Economía. Sin embargo, las exportaciones, una actividad que ha sido considerada como uno de los motores de la supuesta recuperación del año pasado, siguen perdiendo fuelle y ya solo crecen un 0,8% con respecto al mismo periodo de 2013. Este frenazo se explica, en parte, por el alto nivel del euro, lo que juega en contra de la competitividad de los bienes producidos en España.
Según los datos actualizados del departamento que dirige Luis de Guindos, el déficit comercial aumentó en mayo desde los 27,5 millones de 2013 hasta los 1.760 millones de euros. Con este fuerte salto, el saldo acumulado en los cinco primeros meses de 2014 avanza hasta los 10.400 millones, lo que prácticamente supone duplicar los 5.700 millones del mismo periodo del año pasado. El repunte, además, ha tenido lugar pese a que el déficit energético se ha reducido un 2,3% en el año, hasta los 17.584 millones.
El balance negativo de mayo fue el resultado de unas ventas en el exterior de 20.600 millones y de unas importaciones de 22.400 millones. A este respecto, la importación de bienes ha ganado impulso de la mano del incipiente crecimiento del consumo de hogares y empresas.
Por su parte, en lo que va de año, las estadísticas de Economía reflejan unas exportaciones de 98.700 millones lastradas por el dato de abril, cuando cayeron por primera vez en todo 2014. Con el nuevo descenso de mayo, la comparación con respecto al dato acumulado de 2013 se queda en un exiguo avance del 0,8%. Pese al frenazo, el Ministerio destaca que esta cifra de 98.700 millones supone un nuevo máximo en la serie histórica, que se remonta a 1971. En términos reales, decontada la inflación, el crecimiento fue idéntico con otro 0,8%.

Influencia del euro

En la evolución de las exportaciones pesa la revalorización que ha experimentado el euro en el arranque del año, lo que encarece las ventas de España en el exterior de la Union Monetaria. En este sentido, las exportaciones a destinos extracomunitarios, que suponen el 36,6% del total, disminuyen un 4,0%. El recorte fue compensado por el dinamismo del que sigue siendo el mayor mercado para el país: la UE y la Eurozona, donde se registran tasas de crecimiento del 3,8% y el 3,9%, respectivamente. También hay otras noticias positivas fuera del Viejo Continente en Corea del Sur, Japón, México y EE UU. Por sectores, las actividades con mayor tirón fueron la alimentación, que también incluye las bebidas y el tabaco; así como el automóvil.
Las importaciones siguen el camino opuesto a las exportaciones y van aumentando paulatinamente la diferencia con respecto al pasado ejercicio. Así, entre enero y mayo crecen un 5,3%, hasta los 109.000 millones de euros. Descontada la inflación, el alza es del 8,2%. En este capítulo destaca la buena marcha de las compras en el exterior de bienes de equipo, lo que representa una señal positiva por la relación de estos bienes con el aumento de la actividad económica y la inversión en capital fijo.

Eventuales riesgos

Para los analistas de Funcas, esta evolución de la balanza comercial dificulta la reducción del déficit por cuenta corriente y, por extensión, pone en peligro la recuperación económica. El motivo es que volvería a aparecer la tendencia creciente de la deuda.
En el último Cuadernos de Información Económica que periódicamente publica la Fundación de las Cajas de Ahorros, Angel Laborda y María Jesús Fernández, destacan que la subida de las importaciones y la caída de las exportaciones no son factores ni "deseables ni sostenibles a medio plazo", dado que pueden traducirse en una aportación negativa del sector exterior al todavía débil crecimiento del PIB.
Por este motivo, reclaman al Gobierno que se centre más en fomentar las exportaciones que en sostener el consumo, así como en perseverar en la consolidación de los desequilibrios del sector público, con la vista puesta en elevar la capacidad de ahorro de la economía.
COMENTARIO:
Dentro de nada saldra Montoro diciendo que somos la envidia del mundo o en tve diciendo que es un efecto estacional.. que bien se puede engañar si se quiere, independientemente de como sean las circunstancias.

No hay comentarios: