Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 22 de julio de 2014

EL PP REGALA 60.000 MILLONES DE EUROS A LOS BANCOS QUE QUITÓ A LOS CIUDADANOS

El Estado ha inyectado 60.000 millones en la banca y lleva recuperado hasta el 4%

Las ayudas superan los 100.000 millones si se cuentan las garantías,

El proceso de reestructuración de la banca española, que ha supuesto el rescate de un tercio del sector, ha supuesto la inyección de dinero público por valor de 61.495 millones de euros desde que comenzaron las primeras intervenciones, en 2009, según el último balance del Banco de España, correspondiente al mes de junio. A este montante habría que sumar otros 572 millones más que el fondo de rescate bancario (FROB) inyectó recientemente para facilitar la venta de la cartera de hipotecas tóxicas de Catalunya Banc. La cifra global equivale al 6% del PIB español.
Y, de ese volumen, apenas se han recuperado unos 1.760 millones de euros, a los que habrá que sumar los 784 millones que se llevaría el Estado, ya que el BBVA se acaba de comprometer a poner 1.178 millones por hacerse con la malograda Catalunya Banc. Ese, en el mejor de los casos, porque no se conoce aún el balance final de la operación. Esos cerca de más 2.400 millones serían, de momento, el 4% de todo lo invertido.
El coste público de la operación de la entidad catalana nacionalizada da buena muestra del lamentable saldo del rescate del sector, aunque para conocer la factura definitiva deberá, por una parte, completarse la venta de todas las entidades nacionalizadas y, por otra, el balance final de la actividad de la Sareb, el banco malo que gestiona los activos tóxicos del ladrillo.
En el caso de Catalunya Banc, el Estado concedió 12.050 millones en ayudas directas a los que sumarían los últimos 572 millones por las hipotecas tóxicas. Si se descuentan los 1.187 millones que pone el BBVA para engullir la entidad catalana, la pérdida por esta sola operaciónasciende a 11.839 millones.
El grupo nacido de la fusión de tres cajas catalanas (Catalunya, Tarragona y Manresa) es el segundo que más ayudas públicas públicas ha recibido, superada ampliamente por lo más parecido al Lehman Brothers español, la caída de Bankia. La entidad resultante de la fusión de Caja Madrid y Bancaja con otras cinco cajas recibió 22.424 millones de euros y no está claro lo que se va a poder recuperar cuando el Estado acabe de abandonar su capital mediante colocaciones en Bolsa. De momento, la venta de un 7,5%, ha reportado 1.300 millones a su matriz BFA, pero no se lo ha embolsado el FROB.
El estado sí ha recuperado 977 millones de la devolución de Caixabank cuando se hizo con Banca Cívica, además de otros 712 millones logrados por el FROB con la venta de la gallega NCG y otros 71 millones correspondiente a esta entidad, por una venta de capital realizada en 2012.
Bruselas, por ejemplo, ya avanzó que en el caso de Bankia veía difícil recuperar el dinero. "El plan de reestructuración establece que [...] el grupo BFA tiene pocas probabilidades de devolver del todo las diversas ayudas públicas que ha ido recibiendo", advirtió un informe de la Comisión Europea del año pasado.
Pero hay más dinero comprometido por los españoles para recuperar a sus bancos, ya que además de las inyecciones directas de capital, el Estado ha avalado emisiones de deuda por valor de 32.086 millones de euros que las entidades llevaron a cabo entre 2009 y 2010, cuando el miedo de los mercados les vetaba la financiación. Así, las ayudas públicas comprometidas superan los 100.000 millones. Además, el FROB también tiene aportados 2.192 millones al capital de la Sareb.
COMENTARIO:
Me encanta aprender las teoría económicas. La que mejor aplican los doctos políticos es la de la "herencia recibida", que todo lo justifica, sin importar que la herencia pueda provenir del propio color político, parcial o totalmente. Cuando de la oposición se pasa al poder, se hace todo lo contrario de lo prometido en el proceso electoral. ¿Razón?. Teniendo en cuenta la "herencia recibida" es imposible hacer otra cosa que despilfarrar el dinero público para tapar los inmensos agujeros de las cajas de ahorros, que es la mejor manera de minimizar el coste para el contribuyente. Poco importa qué color político mandara en esta o aquella caja, pues siempre es "herencia recibida". Cárcel para los predecesores y enhorabuena para los en el poder; que ya llegarán otros; y entonces a éstos enhorabuena y sus predecesores (antes en el poder) a la cárcel. ¡Curiosa teoría económica que soporta las más calamitosas gestiones que en el mundo hayan sido!. Es la teoría del mal en peor. ¡Quien no se consuela es porque no quiere!.

No hay comentarios: