Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 25 de mayo de 2014

UNA EUROPA INGOBERNABLE

Los sondeos vaticinan que el Frente Nacional será el primer partido de Francia

Le Pen alcanzaría el 25% de los votos, mientras el Partido Socialista obtendría el 14%.

Las primeras estimaciones de los sondeos a pie de urna en Francia amplían las peores previsiones de los grandes partidos. Con un ligero aumento de la participación, que llegaría al 43%, las encuestas sitúan como el primer partido del país al Frente Nacional de Marine Le Pen, que alcanzaría el 25% de los votos, frente al 20% de la UMP y el 14% del PS, lo que de confirmarse colocaría ante los socialistas en el nivel más bajo de su historia.
En 2009, Francia eligió 72 diputados, hubo un 40,6% de participación, y el partido más votado fue la UMP, de centro derecha, que obtuvo 4,8 millones de votos, el 27% y 29 escaños, frente al 16,4% de los socialistas (2,8 millones 14 diputados) y el 16,2% de los Verdes (también 14). Las listas del Frente Nacional lograron hace cinco años un millón de votos, el 6,7% y tres parlamentarios. Los sondeos estiman que Le Pen pasaría a tener entre 23 y 25 diputados.
De confirmarse esa tendencia, el escrutinio supondría un espaldarazo monumental para Marine Le Pen, que lograría la primera victoria a escala nacional con su renovado discurso patriota, xenófobo y populista. Le Pen ha puesto al día el partido fundado en 1974 mezclando propuestas clásicas de la extrema derecha como el cierre de las fronteras comerciales y a la inmigración, o el “Francia sí, Bruselas no”, con ideas proteccionistas que también abraza la extrema izquierda.
La campaña de Le Pen ha modernizado el mensaje del FN quitándole una parte de su impresentable carga racista, aunque el octogenario fundador del partido no pudo evitar esta semana una de sus bromas pesadas en el mitin de Marsella al afirmar que “el señor Ébola podría arreglar el problema demográfico de África”.
Su hija ha puesto el acento en dibujar a los dos grandes partidos como unos peleles que adoptan sin rechistar “las recetas neoliberales de Bruselas”, y ha presentado a la Unión Europea como la fuente de todos los males franceses con eslóganes fácilmente vendibles: “Cero paro, cero crecimiento”, desindustrialización, colador migratorio, “feudo de burócratas y tecnócratas” que esquilman a Francia...
La ironía es que este nuevo Frente Nacional, bastante más articulado que el anterior, ha contribuido más que sus apagados rivales a subrayar la importancia de votar en las elecciones europeas, y ha propuesto un verdadero debate de ideas sobre el futuro de la UE y del euro. Con una intención más didáctica que demagógica, algunos candidatos del FN han impartido en sus mítines sesudas conferencias sobre las consecuencias que tendrá para la economía francesa el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Europa, mientras socialistas y
El resultado de Marine Le Pen, indiscutible estrella emergente de una clase política alejada de la calle y diezmada por los escándalos de corrupción, por su complicidad con la prensa y por el estilo aristocrático que caracteriza a la casta bipartidista francesa, supone un nuevo y colosal revés político para François Hollande, y el primer revolcón serio que sufre el primer ministro Manuel Valls, que ha sido el rostro más visible de los socialistas durante la campaña.

No hay comentarios: