Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 22 de mayo de 2014

¿QUÉ TENDRÁ EL PODER QUE SE AFERRAN A ÉL HASTA LA MUERTE?

Artur Mas y el Rey Juan Carlos se saludan en Barcelona

El Rey multiplica sus actos oficiales para recuperar popularidad

Don Juan Carlos sube sus apariciones públicas con la Reina, mejor valorada en las encuestas

Ha realizado casi 39.000 kilómetros en dos meses´

Viajes, discursos y debut en Twitter. La Zarzuela, y especialmente el Rey, intenta recuperar la iniciativa, la normalidad institucional y la popularidad perdidas tras año y medio de sucesivos ingresos hospitalarios y después de la histórica declaración por primera vez ante un juez de un miembro directo de la familia real, la infanta Cristina, el pasado 8 de febrero.
Durante la instrucción del caso Nóos, la gota malaya que erosiona el prestigio de la Monarquía desde 2011, la obsesión de la Casa del Rey ha sido llenar el espacio informativo con su propia agenda porque La Zarzuela entiende que si no lo llenan ellos, otros lo harán, como el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, con su estudiado goteo de correos comprometedores. Tras año y medio “al ralentí”, según expresión del jefe de la Casa, Rafael Spottorno, el Rey ha multiplicado sus actividades públicas para remontar en las encuestas. Tiene más actos y ahora, a diferencia de lo que hacía, acude a muchos con la Reina, la mejor valorada de la familia real, casi empatada con el Príncipe. Con doña Sofía presidió este miércoles en Barcelona la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces y con ella viajará el sábado a Lisboa para ver la final de la UEFA entre el Real Madrid y el Atlético.
Don Juan Carlos, de 76 años, empezó poco a poco, como ordenó Miguel Cabanela, el cirujano que le intervino por quinta y última vez de la cadera. Se lo ha tomado con algo más de calma que en 2012, cuando, tras su inoportuna cacería y caída en Botsuana, forzó tanto su agenda de actos que tuvo que regresar al hospital por una luxación. El propio Monarca admitía en julio de 2013, en un viaje a Marruecos: “Corrí y así me fue. Me estaban empujando dentro y fuera de la Casa. Esta vez voy a mi ritmo. Ahora solo pienso en mí”. Así, tras su último paso por “el taller” del pasado noviembre, el Rey retomó los viajes al extranjero con un trayecto corto, a Lisboa, el 11 de febrero. Desde entonces, ha hecho siete viajes fuera de España: casi 39.000 kilómetros sólo en los últimos dos meses.
La actividad del Rey se ha centrado en las dos grandes preocupaciones de la Corona, según La Zarzuela: el desafío soberanista y la crisis económica.
La Constitución establece un papel de moderador de la Corona y esta quiere ejercerlo en la comunidad que amenaza con separarse de España. En público, dejándose ver más en Cataluña, como ha hecho don Felipe —ha ido seis veces este año—, y en privado, aumentando las llamadas y reuniones con políticos y empresarios para tratar de favorecer el diálogo. Cada vez que ha viajado a Cataluña, el Príncipe ha preparado siempre antes con su padre la visita.
El otro gran frente ha sido el de la diplomacia económica. La Zarzuela quiere repetir el triunfo del AVE a la Meca, cuyo jugoso contrato (6.736 millones de euros) ayudó a conseguir el Monarca, al que el rey Abdalá llama “hermano”. La institución, decidida a hacer ver a los españoles que no le respaldan en las encuestas que la Corona puede ser útil en tiempo de crisis, ha realizado una gira con el Rey y un grupo de empresarios por el Golfo Pérsico, donde el dinero del petróleo puede ofrecer a las firmas españolas lo que su país hace tiempo que no puede: millonarios contratos para construir grandes infraestructuras.Tras visitar Emiratos (13 y 14 de abril), Kuwait (15 de abril), Omán (29 y 30), Bahréin (1 y 2 de mayo) y Arabia Saudí (17 al 19 de mayo), el Rey tiene pendiente un viaje a Qatar para después del verano.
Además, La Zarzuela estrenó ayer cuenta de Twitter (@casareal) tras meditarlo mucho y en plena polémica por el uso de la red social y los mensajes de odio. Pide a todos “un lenguaje correcto y educado”y no se plantea, de momento, que los miembros de la familia real tengan la suya propia. Twitter es el tercer paso de una estrategia para darse a conocer e intentar atraer al sector de la población que no vivió el 23-F. El primero fue la nueva web, en 2012, y el segundo, la apertura de un área especial para niños.
Según La Zarzuela, el Monarca sube puntos cuanto más activo está. En los sondeos privados que realiza cada 15 días para pulsar la valoración ciudadana, la institución asegura que la popularidad de don Juan Carlos empezó a aumentar en marzo, cuando presidió junto a la Reina, los Príncipes y la infanta Elena el funeral por las víctimas del 11-M. El último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), no obstante, muestra una ligerísima subida respecto al último barómetro: de un 3,68 en mayo de 2013, a un 3,72 este mes. En cualquier caso, un suspenso.
La Corona tiene todavía mucho camino que recorrer si quiere recuperar los niveles de 1995, cuando era la institución mejor valorada por los españoles (ahora es la sexta, por detrás de la Guardia Civil, la policía, las Fuerzas Armadas, los medios de comunicación y el Defensor del Pueblo).
COMENTARIO:
ME PARECE QUE ES UN POCO TARDE PARA RECUPERAR LA POPUALARIDAD Y EL CARIÑO DE LOS ESPAÑOLES,MEJOR SERÍA HABER PERMITIDO LIMPIAR LAS ALFOMBRAS DE LA ZARZUELA CON LOS ESCÁNDALOS DE SU FAMILIA Y LOS PROPIOS, SI FUERA ASI TODOS LE CONSIDERARÍAMOS.POR OTRO LADO, ME GUSTARÍA EVALUAR EL RESULTADO DE SUS VIAJES.¿QUÉ RENDIMIENTOS REALES TIENEN PARA ESPAÑA?