Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

martes, 27 de mayo de 2014

"MAMÁ TENGO HAMBRE" SOCIEDAD INJUSTA

Página de Tintín subastada a un precio récord por Artcurial.

Tintín bate el récord mundial de venta de cómic en una subasta pública

Un comprador estadounidense adquirió la pieza en la puja organizada en París el fin de semana.

"Va a ser un fin de semana histórico para el cómic", nos había anunciado en abril el experto de Artcurial Éric Leroy. Y así fue. En un fin de semana, se vendieron originales por valor de 7,3 millones de euros. Pero lo que ha sacudido el mercado del arte ha sido la venta en la casa de subastas de París —la más importante de Francia— de una de las planchas dibujadas por Hergé en 1937 para su serie de libros de Tintín. El original, realizado en tinta china para las guardas de sus libros de cómic, fue adquirido el sábado por la astronómica suma de 2,65 millones de euros: un récord mundial para el noveno arte.
Para la ocasión, el Hôtel Marcel Dassault, que aloja a Artcurial en el número 7 de la glorieta de los Campos Elíseos instaló en su patio dos figuras emblemáticas de Objetivo: La Luna: el cohete que propulsó a sus protagonistas al espacio exterior y una reproducción de Tintín en su traje de astronauta. En la misma venta, fue adjudicada un dibujo para La isla negra por poco menos de un millón de euros y su versión en color por 100.000 euros.
Éric Leroy, experto en cómic de Artcurial, no da muchas pistas "por discreción" del afortunado (en todos los sentidos) comprador que batió el récord mundial, salvo que se trata de "un coleccionista norteamericano, dueño de una colección importante, que compró el original en una puja muy disputada de 15 minutos".
"Este récord es el fruto de 20 años de trabajo", afirma Leroy. "Hace falta tiempo para crear un mercado en este ámbito de creación". Tras dos décadas de desarrollo de ese mercado especializado, "ahora hay una toma de conciencia de las nuevas generaciones, porque el cómic es un arte popular que ha marcado los espíritus y la infancia de varias generaciones".
La pieza subastada, dice, "es superimportante, porque contiene 34 escenas y personajes representativas del universo de Tintín, y resume el 70% las aventuras de Hergé de los años 30, el periodo más buscado". Son las guardas (pages de garde) que servían de introducción, justo después de la portada, a los libros publicados en el periodo que va de 1937 a 1958. "Piense en los millones de ejemplares que han sido publicados con esa ilustración. Es toda una invitación al país de los sueños".
Hergé regalaba sus originales de vez en cuando a sus allegados
Jacques Langlois, erudito en Tintín
La venta demuestra, según el experto de Artcurial, que "el mercado del cómic es cada vez más maduro, más dinámico, más fuerte". En cuanto al perfil de los coleccionistas que están comprando obra de Tintín, Leroy asegura que están representados "diferentes tramos de la sociedad", aunque reconoce que, "desafortunadamente, las instituciones tienen muy poca presencia en este tipo de subastas, porque el Musée de la bande dessinée de Angulema [consagrado al noveno arte] no tiene el presupuesto para hacer ese tipo de adquisiciones". Por eso, los compradores son "auténticos coleccionistas apasionados", en este caso, por la obra de Hergé.
Jacques Langlois, tintinófilo, experto en la obra de Hergé —al que conoció y trató durante muchos años— y antiguamente propietario de una valiosa colección del dibujante belga, considera que hay que ser prudente a la hora de valorar la emergencia de un mercado del cómic como obra de arte. "Por supuesto que hay verdaderos coleccionistas, amantes del cómic, a quienes les entusiasma la posibilidad de poseer un original de Hergé", explica a EL PAÍS. Pero también añade que el anterior récord mundial registrado por una obra de Hergé, la portada de Tintin en Amérique de 1932 (vendida en 2012 por 1,3 millones de euros) "sí tuvo un lado un poco especulativo" si se tiene en cuenta el cambio de manos que ha tenido ese original. "Los precios registrados en el cómic empiezan a asemejarse a los del mercado tradicional de obras de arte", afirma, y, al igual que en el mundo del arte, "es preciso valorar el origen y el itinerario seguido por un original".
En el caso de la plancha vendida el pasado sábado en Artcurial, Langlois coincide con Leroy en que nos encontramos ante "una plancha bellísima, un dibujo que es muy emblemático para quienes han leído los álbumes de Tintín, al menos los publicados en el periodo 1937-1958. Era una señal fuerte de reconocimiento cuando abrías un álbum de Tintín, a pesar de que, lógicamente, no están incluidos los personajes creados posteriormente, que sí aparecen en las nuevas guardas de los álbumes actualizadas en 1958, a petición de la editorial Casterman".
Nunca pensó que sus dibujos para las guardas de sus álbumes fueran obras de arte"
Jacques Langlois, erudito en Tintín
Jacques Langlois recuerda que Hergé "nunca pensó que sus dibujos para las guardas de sus álbumes fueran obras de arte", y que "no tuvo ningún afán especulador". Lo que no podía prever Hergé era que sus obras sí acabarían siendo vistas como obras de arte aupadas por la conexión emocional entre sus lectores y sus obras, e indefectiblemente convertidas en objetos de deseo de los coleccionistas.
Los Studios Hergé, gestionados por la viuda de Hergé, Fanny Rodwell, y su marido Nick Rodwell, no suelen adquirir obra de Hergé: "Ya tienen el 85%, aproximadamente, de la colección, que exhiben el museo Hergé" en Lovaina-la-Nueva (Bélgica). Langlois afirma que el surgimiento de un mercado limitado de obras de Hergé al margen de la fundación original se vio potenciado por dos hechos: en primer lugar, que "Hergé regalaba sus originales de vez en cuando a sus allegados", lo que aumentó la dispersión de sus obras; y en segundo lugar, que, tras el fallecimiento del artista, "hubo piezas no repertoriadas que salieron de sus estudios", como podría haber ocurrido en el caso de la editorial Casterman.
La próxima gran venta de cómics en Artcurial tendrá lugar, avanza Eric Leroy, "a mediados de noviembre". Será una ocasión más para verificar, según sus palabras, que el cómic "es, por encima de todo, un arte moderno, actual, que representa, a fin de cuentas, el arte de soñar".
LA INJUSTICA DE LA SOCIEDAD ACTUAL MIENTRAS UNOS SE MUEREN DE HAMBRE OTROS NO SABEN QUÉ HACER CON EL DINERO. PERO NO VEN A LOS QUE SUFREN.

No hay comentarios: