Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 23 de mayo de 2014

EL PROBLEMA CATALÁN VA A TRAER COLA,LA DEJADEZ SE VA A PAGAR

Fernández Díaz vincula la agresión a Montoro a la situación política catalana

La líder del PP catalán denuncia la "pasividad" de los Mossos en los altercados en un mitin

El consejero de Interior dice que el coche de Montoro cogió la dirección contraria a la pactada.

 
El PP vio en los ataques violentos sufridos por su comitiva el miércoles en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) una consecuencia del proceso soberanista en CataluñaEsta es la tesis que ha resumido el ministro del Interior. Jorge Fernández Díaz ha exigido que "se que acabe de una vez esta situación de agresividad y violencia que a lo largo de la campaña puedo constatar que se ha producido, y pone de manifiesto que algo está pasando en Cataluña y no es ajeno a determinadas situaciones políticas que se han impulsado en Cataluña".
El ministro ha lamentado el dispositivo policial. El PP ha presentado una queja al departamento de Interior de la Generalitat al considerar que la actuación de los Mossos d'Esquadra fue "negligente" porque permitió que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la líder del partido en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho fueran bloqueados por un grupo de manifestantes que la emprendieron a pedradas contra sus vehículos. Los militantes que acudieron al mitin también sufrieron agresiones del grupo de violentos, unas cincuenta personas entre las que abundaban los símbolos anarquistas y antisistema. La mayoría de dirigentes del PP siguieron la tesis del ministro del Interior y atribuyen los incidentes al proceso soberanista. La única excepción fue la de Montoro, que restó representatividad a los agresores: "Las imágenes no se corresponden con lo que es Cataluña y España".
Fernández Díaz habló con el responsable de Interior catalán, Ramon Espadaler, cuya versión difiere de la que le ofrecieron Montoro y Sánchez-Camacho. "Ambos coinciden en que el servicio (policial) no había sido el adecuado dada la situación de agresividad y cantidad de gente que había", ha dicho el ministro, que se ha confesado "escandalizado" por los hechos.
Sánchez-Camacho ha insistido en la"pasividad" policial. Pese al "miedo" que pasó, la líder del PP catalán ha recalcado que "nadie amedrentará" al PP con protestas violentas. La líder territorial ha criticado que los Mossos no evitaran a la salida del mitin el bloqueo de una de las calles ni despejaran unos maceteros que los manifestantes habían dispuesto, por lo que tanto ella como el ministro estuvieron diez minutos en el coche con "la violencia incrementándose" con botellas, piedras y patadas al vehículo.
Por su parte, el consejero de Interior de la Generalitat ha expresado su rechazo a cualquier acto de violencia y ha negado que los Mossos d'Esquadra actuaran con pasividad. Espadaler ha pedido "no sacar conclusiones precipitadas" por el dispositivo policial, y ha remarcado que hubo la protección que se había considerado oportuna. Espadaler ha explicado que estaba de camino una tercera unidad del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) al ver cómo se desarrollaban los hechos, pero que cuando estaba llegando, los responsables del acto decidieron salir "de forma unilateral" sin comunicarlo a los agentes. El consejero ha revelado que la Policía Local y los Mossos acordaron con la seguridad del ministro que el coche saliera en contradirección para facilitar la rapidez y cortar el tráfico, cosa que se trasladó a los escoltas, pero que el vehículo con Montoro y Sánchez-Camacho lo hizo "en dirección ordinaria".
Sánchez-Camacho ha explicado que su partido ha sufrido esta campaña diversos incidentes, pero siempre el dispositivo de la policía catalana había garantizado la seguridad, por lo que ha dicho no entender la "inoperancia e incompetencia manifiesta" de la policía catalana en Vilanova y ha remarcado que fue el servicio de seguridad de Montoro quien facilitó la salida del coche y afiliados del partido quienes sacaron los maceteros que bloqueaban su paso. La líder del PP catalán ha asegurado que sus sensaciones en el altercado de Vilanova fueron similares a las que padeció en el asedio del Parlament, pero que en aquella ocasión estuvo lejos y no parada y en esta la sensación de miedo "iba incrementándose por momentos".
Por su parte, el candidato del PP catalán en las elecciones europeas, Santi Fisas, ha lamentado este jueves que "parezca que los agredidos sean los culpables", en referencia a las "alucinantes" palabras del consejero de Interior. "Le invito a que venga a algún acto del PP para que se dé cuenta de lo que sucede. Otra cosa es lo que le cuentan los Mossos, que desde luego le han dado una información totalmente errónea", ha señalado.

Las frases

Jorge Fernández asocia la violencia al independentismo: "Hay una componente específica de Cataluña que tiene que ver con el proceso independentista. Nosotros como PP de Cataluña lo percibimos con toda claridad. Nos hemos callado por un plus de responsabilidad, pero ahora que acaba la campaña debo decir que han sido muy numerosas las coacciones que han sufrido nuestros dirigentes y sedes. Está claro que algo falló. Había unas macetas que no las retiraron".
Cristóbal Montoro suaviza: "Las imágenes no se corresponden con Cataluña. Eso no es Cataluña, no es España. La democracia está asentada entre nosotros. Celebremos con la máxima normalidad esa convocatoria electoral".
Cospedal habla de proetarras: "A nuestra candidata y nuestro ministro les apedrearon independentistas y radicales que dicen defender la democracia, y también proetarras. Son unos indignos. Y esos sí que son totalitarios, me da igual que se les llame marxistas fascistas o como sea, son antidemócratas".
Alicia Sánchez Camacho critica a los Mossos: "El dispositivo falló claramente, vamos a pedir explicaciones y responsabilidades".
El consejero Espadaler defiende a los Mossos: "No ha habido ni pasividad ni negligencia. Dispusimos el operativo policial correctamente dimensionado: 30 efectivos más refuerzos frente a 60 manifestantes. La seguridad del ministro no esperó a que llegaran los refuerzos y esto pilló a contrapié a los Mossos, que estaban esperando. El refuerzo estaba ya entrando en el lugar de los hechos".
COMENTARIO:
No entiendo el proceso catalán ni defiendo nunca la violencia, ni mucho menos defiendo al PSOE. Pero si resulta que PP y PSOE tienen exactamente el mismo discurso y la misma actitud ante el proceso soberanista, y sólo se atacan los actos del PP, creo que es de lógica elemental pensar que los ataques se deben a otros motivos. Así, de repente, se me ocurren los recortes en sanidad y educación, y el permitir 50.000 desahucios mientras se rescata a los bancos.
 

No hay comentarios: