Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 12 de abril de 2014

UCRANIA ES UNA BOMBA DE RELOJERÍA PARA EUROPA

 

 

Un hombre armado vigila la comisaría tomada ante la mirada de los vecinos

Los prorrusos toman una comisaría y una sede de seguridad en otra ciudad ucrania

Kiev califica de "terroristas" a los asaltantes de Slaviansk, que también han repartido armas.

Activistas prorrusos radicales del sureste de Ucrania han tomado este sábado una comisaría de policía y la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) en Slaviansk, a 120 kilómetros de Donetsk. Los asaltantes también han repartido 400 pistolas y 20 fusiles automáticos entre los manifestantes afines a Moscú concentrados en las inmediaciones. Este nuevo incidente se produce un día después de que el Gobierno interino ucranio ofreciera a los prorrusos que ocupan varios edificios públicos en distintas ciudades del este del país conceder un mayor autogobierno a cambio de la rendición.
"Los hombres tomaron la comisaría local en Slaviansk. Esta es la clase de patriotas que necesitamos para acabar con el fascismo que se ha instalado en Kiev", ha dicho Alexandr Filíppov en conversación telefónica desde el edificio gubernamental que ocupa, junto a sus compañeros, desde hace casi una semana.
El ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov, aseguró que las fuerzas especiales de la policía ya se dirigen a Slaviansk, una localidad muy próxima a la frontera con Rusia, para liberar la comisaría tomada por los radicales. "Habrá tolerancia cero con los terroristas armados. La reacción será muy dura, tanto, como la diferencia entre manifestantes y terroristas", subrayó el ministro, citado por el diario local Ukraínskaya Pravda.
Durante la mañana, otro grupo de activistas prorrusos entraron también en la Fiscalía regional de Donetsk, aunque liberaron el edificio poco después de manera pacífica. La propia Fiscalía, que ya funciona con normalidad, ha abierto una causa penal contra los responsables del asalto.
"Sobre las 6.05 de la mañana, un grupo de jóvenes armados con bates de béisbol irrumpieron en el edificio. Sin plantear exigencias, unos 40 asaltantes empezaron a construir barricadas con muebles en los accesos al edificio. Sobre las 7.30, abandonaron el inmueble después de una negociación", se señala en un comunicado de la Fiscalía.
El Ministerio del Interior de Ucrania advirtió esta mañana de que actuará con dureza en caso de desórdenes e intentos de desestabilizar la situación en el país, en particular en las regiones rusohablantes de Donetsk, Lugansk y Járkov.
En un mensaje a todas las fuerzas políticas y organizaciones sociales ucranianas publicado en su página web, Interior subrayó que éstas no "deben sacar gente armada a las calles, y deben abstenerse de llamamientos a acciones agresivas y violentas, y de provocar enfrentamientos". "El Ministerio del Interior reaccionará con dureza ante intentos de desestabilizar la situación y alterar el orden público, así como ante desórdenes masivos", añade el texto.
El Ministerio mencionó en particular a las regiones de Donetsk, Lugansk y Járkov, en el sureste del país, donde se llevan a cabo "operaciones especiales para superar manifestaciones de separatismo".
Recordó a las fuerzas políticas que la instigación de desórdenes masivos es un delito grave, que el código penal castiga con hasta 8 años de prisión y con hasta 15 si como consecuencia de ellos se producen muertes.
Al mismo tiempo, Interior subrayó que defiende de manera consecuente el derecho de los ciudadanos, independientemente de su nacionalidad, convicciones políticas y lugar de residencia, de expresar pacíficamente sus posiciones en todo el territorio de Ucrania.
Por otro lado, el jefe de Policía de Donetsk, Kostiantin Pozhidayev, ha presentado este sábado su dimisión en respuesta a las demandas de los manifestantes separatistas prorrusos, que han retirado la bandera oficial de Ucrania de la sede de Policía regional de la ciudad.