Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 26 de abril de 2014

¿HAY JUECES AMIGOS DE LOS CORRUPTOS?

 La fiscal tilda de "farragoso y confuso" el auto de procesamiento de "Marea" y pide repetirlo

El ministerio público sostiene que el juez Sorando eximió por prescripción de delitos a varios imputados sin que le correspondiese.

La fiscal del "caso Marea" calificó ayer de "farragoso y confuso" el auto de procesamiento dictado el pasado mes de junio por el juez instructor, Ángel Sorando, y pidió que vuelva a dictarse uno nuevo "debidamente fundado". Así lo reclamó en una vista celebrada en la sección tercera de la Audiencia, convocada para dirimir una veintena de recursos presentados contra la resolución dictada por el Juzgado número 2 de Oviedo. Por otro lado, la sección tercera de la Audiencia ha denegado el recurso presentado por la defensa de la imputada Marta Renedo, cuya vista se celebró el pasado día 7, y en el que pedía la devolución del sumario a Sorando para practicar varias pruebas, entre ellas la toma de declaración de varios funcionarios regionales.
En la vista de ayer, el ministerio público sostuvo que el magistrado instructor se equivocó al utilizar el término "sobreseimiento" respecto de varios imputados con el argumento de que los delitos cometidos habían prescrito. Este hecho hizo que el número de procesados se redujese de 29 a 17 en el curso de unas pocas semanas. La fiscal considera contrario a derecho que el instructor declare prescritos determinados delitos, al considerar que debe ser el tribunal que juzgue la causa, en este caso la Audiencia, quien adopte una decisión. Además, resaltó la "forma farragosa y confusa del auto", en el que "no se establece qué hechos se imputan a cada procesado".
Por otro lado, la fiscal considera que Eusebio González (ex gerente de la Universidad) debe ser excluido de la lista de procesados, y que debe abrirse una pieza separada respecto a él, una decisión que ya adoptó no obstante la sección segunda de la Audiencia hace unas semanas, cuando estudió los recursos contra el auto de conclusión del sumario. La Fiscalía cargó además contra el auto aclaratorio dictado por Sorando el pasado julio, que estima "nulo de pleno derecho", al reinterpretar el auto de procesamiento y establecer "una nueva narración de hechos, respecto a determinados procesados, en concreto Maximino Fernández, de Asac Comunicaciones.
El letrado de la acusación popular ejercida por la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes, Esteban Aparicio, presentó por su parte una cuestión de nulidad respecto del auto de procesamiento, por razones parecidas. "No es la fase procesal oportuna para una resolución que absuelve a parte de los imputados con el argumento de que los delitos han prescrito", indicó el abogado.
Los abogados de los imputados (Nemesio Alonso, entre otros) que fueron exonerados defendieron por su parte la decisión del juez al considerar que "la prescripción de los delitos puede apreciarse en cualquier fase procedimental".
El abogado de Maximino Fernández, Juan Muñiz, se quejó de que su cliente "ha recibido el peor de los tratos posibles, pese a su actitud de colaboración". Luis Tuero, letrado de los tres procesados del Ayuntamiento de Oviedo (Paz Pendás, Issac Ovies y José Villa), pidió la nulidad de actuaciones y "que se dicte un auto de procesamiento como Dios manda, porque es una chapuza, como dice la fiscal". Añadió que en el auto no se indica por qué delitos están procesados.
El letrado de Marta Renedo, José Carlos García, criticó que el auto declare prescritos los delitos de Carlos Madera, pero no los su defendida, y que no aclare cuáles son los ilícitos cometidos. Miguel Valdés-Hevia, abogado de Víctor Manuel Muñiz, de Igrafo, denunció el "barullo de delitos y hechos", y que "el instructor no haya querido trazar nunca la separación entre lo que es una irregularidad administrativa y un ilícito penal". Aquí, añadió, "se han llegado a perseguir jamones y cestas de Navidad". Fuentes consultadas indicaron que hay pocas posibilidades de que estos recursos prosperen, puesto que supondrían anular el auto de conclusión del sumario, que ya ha sido avalado por la sección segunda de la Audiencia.
Por otro lado, el juez Sorando ha vuelto a solicitar su traslado a la sala de lo Militar del Tribunal Supremo, con sede en Madrid. El magistrado pidió hace unas semanas ese cambio de destino, que le fue denegado.
ESTE CASO GRAVÍSIMO DE CORRUPCIÓN EN ASTURIAS PARECE QUE SE QUIERE TAPAR.