Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

viernes, 25 de octubre de 2013

PROTESTA SOCIAL A LOS PRÍNCIPES EN OVIEDO

Los movimientos sociales se concentran ante la alfombra azul
 
Un amplio grupo de ciudadanos protagoniza una pitada a las puertas del teatro ovetense
Alrededor de un millar de personas acudieron a la Plaza de la Escandalera para protestar contra la monarquía | El ministro Wert entró raudo al Campoamor, tanto que los que protestaban apenas se percataron.

A las cuatro y media de la tarde, ya sabían que les iba a costar hacerse oír. El alrededor de un millar de personas que acudieron a la Plaza de la Escandalera para protestar contra la monarquía no pudo ocupar los puestos más cercanos a la calzada, teniendo que posicionarse unos metros más atrás. Sin embargo, se hicieron notar con un gran estruendo de megáfonos, tambores, gritos y gaitas. Aunque estas últimas estaban convocadas a no participar en la ceremonia y en cambio a sumarse a las reivindicaciones, apenas media docena de gaiteros hinchaban sus pulmones. Aun así, el griterío fue constante durante la llegada de los invitados, y en ocasiones, sus consignas contra la corrupción, la financiación de los Premios, la Familia Real o el paro, fueron llegaron a las puertas del Teatro Campoamor. A la llegada de Doña Sofía, Don Felipe y Doña Letizia, el ruido aumentó de forma exponencial, aunque ello no impidió que los tres sonrieran y saludaran a su alrededor con naturalidad.
"Fartones II", rezaba uno de los carteles. Y es que esta manifestación no es sino el segundo capítulo de la acontecida el pasado año, aunque en la presente edición los colectivos congregados han sido más variados. Además del movimiento 15M o los impulsores del Centro Social Autogestionado 'La Madreña', se han sumado trabajadores de Tenneco al grito de "Monroe no se cierra", banderas republicanas ondeando sin cesar, también del sindicato CSI o del PCE; camisetas verdes en defensa de la educación pública, miembros de la Junta de Personal de la Administración Pública, sectores críticos con la ONCE, trabajadores afectados por los recortes de Cajastur-Liberbank (cuyo presidente, Manuel Menéndez, no se ha dejado ver por la alfombra azul), y también los empleados de EDP-HC Energía que afrontan bajadas de sueldo en los próximos días, así como estudiantes y ciudadanos a nivel particular.
"¡Vergüenza!", "La España real no está para celebraciones", "Los borbones a los tiburones / Borbones fuera d’Asturies" son solo algunos de los lemas coreados. Pero no solo a voz en grito. Este año, las pancartas han volado, literalmente, por encima de las cabezas de los asistentes, enganchadas a globos de colores. Así, difícilmente algún invitado pudo obviar la protesta, aunque no influyó en el habitual paseíllo ante las cámaras. Diputados de la Junta General del Principado, miembros del Consejo de Gobierno Autonómico, políticos de casi todo el espectro electoral, y otras autoridades, también inflamaron las protestas de los concentrados. Especialmente sonora fue la pitada que le dedicaron al presidente Javier Fernández, y tal vez por eso, antes que él, Gabino de Lorenzo, delegado del Gobierno en Asturias, recorrió la alfombra azul, casi bordeándola, con gran premura; y el ministro de Educación, José Ignacio Wert, hizo lo propio en un visto no visto, sin ser percibido por la multitud reivindicativa. En cambio, su compañera de partido, Mercedes Fernández, presidenta de los populares asturianos, llegó acompañada por su marido, Luis Francés, muy sonriente y con aspecto distendido, en la misma sintonía que el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.
En el apartado de la moda, cabe destacar el uso que la Princesa ha hecho de los dos colores de la temporada, el cereza en las audiencias de la mañana, y el verde en la tarde. Su conjunto para la entrega de premios está firmado por Felipe Varela, su creador de cabecera, con un diseño de cintura marcada en 'georgette' de seda verde veronés, con sofisticado bordado en cristal jade, esmeralda y 'black diamond', según ha confirmado la casa de costura. ¿Los complementos? Del mismo Varela, consistían en un 'pochette' en charol y zapatos de tacón en ante, también verde. El maquillaje, muy natural, pero marcando sus ojos, como suele ser habitual en ella en las citas nocturnas. Sin embargo, la pose de 'diva' la mantuvo la presentadora Mariló Montero, que sin ningún reparo ha posado para los fotógrafos, ataviada con un vestido estampado de flores sobre negro, con una torera a juego, el pelo suelto y una gran sonrisa, aparentemente ajena a todas las polémicas que viene suscitando.
Otros protagonistas sobre la alfombra han sido, nobleza obliga, los premiados. El golfista Chema Olazábal se ha inclinado con la mano en el corazón en señal de agradecimiento. La fotógrafa Annie Leibovitz ha hecho nuevamente un gesto de comprensión hacia sus compañeros de profesión, y los representantes de la ONCE han cosechado probablemente la mayor salva de aplausos de un público, que, pertrechado tras las vallas forradas de azul con logo de la Fundación, estaba entregado a la visión de las caras conocidas y la Familia Real. Un público que, pese a no oírse apenas, tapado por el ruido de las gaitas de unos y otros, era tan numeroso como en otras ediciones.
COMENTARIO:
Los medios de comunicación no informan del descontento social apaciguan el rebaño, como si no pasara nada.  pues si pasa y mucho . Un día la olla  a presión explotara que tendrá que llevarse por delante los medios que amordazaron la información del pueblo indignado.
Si poquito cuando me da que fue muchito pero en este país los periodistas son tela......