Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 23 de octubre de 2013

AHORA TENDREMOS UN EJÉRCITO CULTO

Soldados españoles realizan controles en una playa de Líbano. (EFE)
Soldados españoles realizan controles en una playa de Líbano.
Más de 10.000 licenciados universitarios se presentan a soldado para ser 'mileuristas'.
Miles de licenciados universitarios, acuciados por la sequía de oportunidades de un mercado laboral todavía sombrío, han puesto sus ojos en las Fuerzas Armadas como salvavidas al que aferrarse a falta de una salida mejor. De los cerca de 45.000 jóvenes que aspiraban a ocupar las 1.500 plazas de soldado y marinero que ha ofertado este año el Ministerio de Defensa, más de 10.000 tenían estudios superiores, una cifra desconocida hasta la fecha.
Los 1.500 elegidos, tras superar la criba del proceso de selección, se incorporaron el pasado lunes a los centros de formación de los tres ejércitos, donde cobrarán, inicialmente, un salario mensual de 359,55 euros. Tras un periodo de adiestramiento que dura entre dos y 12 meses -según la especialidad y la unidad militar asignada-, los soldados se convierten en mileuristas: 1.016,62 euros brutos al mes y dos pagas extras.
Las estadísticas no dejan lugar a dudas: desde que estalló la crisis económica, en 2008, el Ejército -y en menor medida la Armada y la Fuerza Aérea- se ha convertido en un imán para decenas de miles de jóvenes sin empleo. Los aspirantes a enrolarse en las Fuerzas Armadas se han multiplicado por 10: si en 2007 sólo había tres candidatos por cada plaza ofertada -lo que reducía considerablemente el margen de selección-, en la convocatoria de este año han sido 30 los que se han disputado cada una de las 1.500 plazas. En 2001 los aspirantes ni siquiera llegaban a dos por puesto.   
Los presupuestos de Defensa para 2014 fijan un techo máximo de 79.000 soldados y marineros, pero la cifra real se sitúa por debajo de ese tope, al que no se llegará. Los recortes de plantilla en los tres ejércitos se han cebado especialmente con la tropa en los últimos años, mientras que el número de oficiales apenas se ha reducido, lo que ha desembocado en la macrocefalia de unas Fuerzas Armadas cada vez más envejecidas.
Menos mujeres
Y mientras crece el número de licenciados universitarios en los rangos más bajos del Ejército, se reduce el de mujeres. Apenas el 12% de los candidatos a soldado de la última convocatoria eran del sexo femenino -cuando el porcentaje actual de mujeres en la clase de tropa es del 17%-, y sólo 70 de las 5.500 que se han presentado este año a las pruebas de selección han logrado finalmente una plaza, lo que demuestra que la crisis ha frenado bruscamente el proceso de incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas.
Un tercio de los casi 45.000 aspirantes de 2013 procedían de Andalucía, la comunidad autónoma más azotada por el paro, seguida de Madrid y Canarias. Incluso Cataluña, una comunidad tradicionalmente alejada del Ejército, ha aportado este año más de 1.500 candidatos, de los que cerca de un millar tenían estudios superiores, según han revelado a El Confidencial fuentes del Ministerio de Defensa.  
Además de superar un examen, un test de personalidad, un reconocimiento médico, una entrevista personal y diversas pruebas físicas, los aspirantes deben tener entre 18 y 29 años; no estar privados de derechos civiles; carecer de antecedentes penales; no haber sido expulsados de la Administración y ser españoles o tener la nacionalidad de algunos países iberoamericanos (17 en total), además de Guinea Ecuatorial. En esta última convocatoria, sin embargo, sólo una mexicana y un colombiano han logrado pasar el proceso de selección.
 
COMENTARIO:
Hace unos años, en el ejército se tenían que conformar con la morralla.
Hoy en día, por lo menos pueden elegir mucho mejor. Espero que no tengan que demostrar la valentía.
 

No hay comentarios: