Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

miércoles, 27 de marzo de 2013

TODO ES POCO PARA EL CAPITALISMO REINANTE



El Banco de España prevé que la economía española caiga un 1,5% en 2013, en tanto que en 2014 se iniciará una recuperación «modesta» con un crecimiento del PIB del 0,6%. El retroceso de este año vendrá propiciado por «la atonía de la demanda nacional, el bajo nivel de utilización de la capacidad productiva en muchos sectores y las condiciones financieras restrictivas», según se destaca en el boletín.
Por contra, la mejora de la actividad en 2014 vendrá propiciada por «el aumento de la capacidad productiva de aquellos sectores más beneficiados por el dinamismo de las exportaciones».
En su último boletín económico, la entidad supervisora explica que el retroceso del PIB en 2013 llevará aparejada una «notable reducción» del empleo, del 3,8%, que implicará un aumento adicional de la tasa de paro al 27,1% este año y al 26,8% para 2014. En 2014 se iniciará la creación neta de puestos de trabajo, lo que corregirá «ligeramente» el nivel de desempleo.
En el boletín, el Banco de España recomienda una utilización «más intensiva» de las posibilidades que ofrece la reforma laboral para desplazar el ajuste desde el empleo hacia los salarios .
En este sentido, se apunta que la adopción de medidas adicionales «en este terreno» o actuaciones «más decididas» en el ámbito de las reformas estructurales permitirían crear unas condiciones más favorables para el crecimiento económico, facilitando de este modo una reducción más rápida del paro.

Déficit en el entorno del 6%

El Banco de España prevé que el déficit baje desde el entorno del 10% del PIB, incluyendo el efecto de las ayudas públicas al sector financiero, del cierre de 2012 hasta niveles próximos al 6% del PIB tanto en 2013 como en 2014. En este sentido, se destaca que «la magnitud del ajuste fiscal pendiente es todavía significativa» para estabilizar la deuda pública y comenzar un proceso de reducción duradero en el tiempo.
Por componentes, se proyecta un descenso pronunciado de la demanda nacional de un 4,3% superior al observado en 2012 del 3,9%. Así, calcula una aceleración de la caída del consumo privado hasta el 3% motivada principalmente, por la marcada debilidad de las rentas laborales. También se espera un retroceso de la inversión en vivienda por sexto año consecutivo y en mayor medida que en 2012, hasta un 10%.
La institución dirigida por Linde sí prevé que crezca las exportaciones, un 3,8%, lo que irá unido a la ganancia de competitividad por la moderación salarial. Las importaciones caerán el 4,9% por la debilidad de la demanda nacional.
Asimismo, en el boletín se destaca una «dinámica contractiva de la actividad» en el primer trimestre de 2013, pero «a un ritmo algo más atenuado que en el tramo final del año pasado». En este sentido, se destacan señales de mejoría en el consumo privado respecto a finales del año pasado. También pone de relieve una aceleración en el ámbito del sector exterior en enero gracias a las exportaciones reales de bienes, que avanzaron a una tasa interanual del 5,3 % 0,2% en diciembre de 2012).

El Gobierno revisará sus previsiones

Por su parte, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ha tachado de «conservadoras y algo pesimistas» las previsiones económicas del Banco de España.
Jiménez Latorre ha asegurado que el Gobierno analizará toda la información disponible para realizar sus previsiones económicas el mes que viene, «pero el Banco de España se ha situado en un umbral conservador».

No hay comentarios: