Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 21 de marzo de 2013

NUEVOS MÉTODOS DE RECAUDACIÓN EN TRÁFICO A PARTIR DE ESTA SEMANA SANTA



Tráfico prevé que se produzcan 13 millones de desplazamientos a partir de este viernes y hasta el 1 de abril. Sin embargo no se arreglan las carreteras ni se señalan los puntos negros.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha presentado este jueves un nuevo sistema que medirá la velocidad a la que circulan los vehículos en las carreteras desde el aire, mediante un mecanismo instalado en uno de los helicópteros de Tráfico, llamado «Pegasus», que se estrenará coincidiendo con la operación de Semana Santa, que comienza este viernes y en la que se prevén 13 millones de desplazamientos.
Según ha informado la directora de Tráfico, María Seguí, en la sede de la DGT en Madrid, el sistema que utiliza «Pegasus» supone «una primicia mundial», en cuanto a detección de excesos de velocidad y tiene «varios años de desarrollo». Tras detectar un exceso de velocidad, la cámara que lleva instalada el helicóptero realiza «tres medidas repetidas para cotejar que se está infringiendo» el límite. De ahí, la imagen se envía al centro de denuncias automatizado de León y en última instancia «a la casa del infractor».
El radar, que tiene un coste «similar» al de uno fijo (entre 60.000 y 170.000 euros con la instalación), ha sido verificado y homologado por el centro español de metrología, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y puede medir excesos de velocidad hasta los 360 kilómetros por hora desde los alrededor de 300 metros de altura a los que vuela, según ha explicado Seguí. «El helicóptero pillará infringiendo a aquellos que infringen; por lo tanto, aquellos que no infringen no tienen nada que temer», ha señalado.
«Pegasus», que no puede ser detectado por el radar debido a la altura a la que vuela, según ha indicado Seguí, se usará principalmente paracontrolar la velocidad de los vehículos que circulan por las vías convencionales, las que no tienen separación física entre los carriles de ambos sentidos, y en las que suele ser más difícil establecer controles con vehículos con radar. Este tipo de carreteras, donde mayores riesgos hay de tener un accidente, centran precisamente la campaña de comunicación que la DGT ha preparado para la operación especial de semana santa.

A partir del viernes

La operación especial comenzará este viernes a las 15:00 horas y se extenderá hasta las 24:00 horas del lunes 1 de abril. La operación tendrá dos fases: la primera, entre el viernes y el domingo 24 de marzo, en la que se prevén 3,3 millones de desplazamientos; y una segunda fase, más complicada por volumen de desplazamientos, entre el miércoles 27 de marzo y el lunes 1 de abril, en la que se prevén 7,5 millones de desplazamientos.
Según ha señalado Seguí, unos 10.000 agentes de la Guardia Civil participarán en el operativo, «intensificando turnos para estar donde más se les necesita». Seguí ha apuntado que la semana santa es el «periodo de tiempo en que mayor número de desplazamientos se concentran» y ha recordado que el año pasado 45 personas se dejaron la vida en las carreteras. Por ello, y para que los días festivos sean «unas vacaciones» y no una ocasión de «tormento y sufrimiento», Seguí ha recomendado, en primer lugar, cuestionarse si el coche es imprescindible o hay otro tipo de formas de desplazarse «más segura, eficiente y económica».
Asimismo, la directora de Tráfico ha subrayado la importancia de la elección de la vía, y ha recordado que el 78 por ciento de los fallecidos en España ocurren en carreteras secundarias. Seguí también ha hecho hincapié en «utilizar un vehículo seguro», en un buen estado de mantenimiento, y en usar el cinturón de seguridad o el sistema de retención infantil en el caso de los menores. En este sentido, ha indicado que en la última campaña llevada a cabo por la DGT de vigilancia de estos sistemas se sanción, «en sólo una semana», a 4.600 sanciones por no usar cinturón o 'sillita'. De todas estas denuncias, 3.000 eran conductores, 1.400 pasajeros adultos y 257 niños que viajaban en el vehículo sin su 'sillita'.