Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

domingo, 24 de marzo de 2013

LA SITUACIÓN DE CHIPRE UN GRAVE PROBLEMA PARA ESPAÑA


Guindos admite riesgo de contagio si no hay “decisión concluyente” sobre Chipre

Los ministros de Finanzas de la UE negocian una solución a la crisis chipriota

El titular de Economía de España exige evitar "situaciones indeseables" para toda la UE

El presidente de Chipre se reúne con la Comisión Europea, Consejo Europeo, FMI y BCE.

No cree que Chipre pueda contagiar al resto. Tampoco cree que la gestión de la Unión Europea sobre la crisis chipriota sea una chapuza. Pero el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha sido tajante a su entrada a la reunión del Eurogrupo, la cita de los ministros de Finanzas del euro destinada a encontrar de una vez por todas una alternativa para Chipre: "Los problemas de Chipre van mucho más allá de la economía chipriota". Y por eso ha pedido que, para evitar que se extiendan los problemas, se tome "una decisión concluyente" este domingo.
Los ministros del euro han llegado puntuales a las seis de la tarde su reunión extraordinaria en Bruselas, pero su reunión, formalmente, no comienza hasta las ocho de la tarde. Antes de entrar, algunos han hecho declaraciones sobre lo que esperan de esta crucial cita. "Chipre debe ser realista para lograr el rescate", ha señalado Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas alemán, que ha reconocido que esta semana ha habido pocos avances, pero que ha asegurado que el Eurogrupo hará "todo lo que esté en su mano" para lograr un acuerdo.
Por su parte, el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, ha dicho que Chipre tiene una "economía casino" debido a la "hipertrofia" de su sector bancario, lo que a su juicio justifica que contribuya a su rescate. No obstante, Moscovici ha pedido también que se excluya de cualquier quita a los depositantes con menos de 100.000 euros. "Estamos aquí para encontrar una solución que debe ser completa y justa", ha dicho Moscovici a su llegada a la reunión, que ha pronosticado que será larga. "Los parámetros de la solución existen, pero el diablo está a menudo en los detalles", ha agregado.¿Puede haber efecto contagio? Solo, en opinión de Guindos, si el Eurogrupo "no es capaz de tomar una decisión concluyente". En caso contrario, dijo, pueden producirse "situaciones indeseables para el conjunto de la Unión". Básicamente, Guindos viene a decir un "lo intentaremos". Y no esconde sus críticas a la toma de decisiones en el caso chipriota. El Eurogrupo de hace 10 días se cerró con un gravamen a los depositantes por encima y por debajo de los 100.000 euros (el límite que aseguran todos los países europeos) que provocó un corralito y siembra la semilla de la desconfianza en futuras crisis bancarias. Guindos aseguró que ese pacto no es una chapuza. Pero lo explicó de tal manera que lo parece: aseguró que España se oponía (y se opone) a un gravamen para los depositantes con menos de 100.000 euros en la cuenta y aseguró que así lo recogió también el Eurogrupo "en su segunda reunión, del lunes".

Una reunión con muchas dudas

Lo que parecía encauzado ayer, amenaza con irse al traste este domingo. El Gobierno chipriota alcanzó este sábado un preacuerdo con los tres organismos que deben prestarle 10.000 millones (Comisión Europea, BCE y FMI). Eran condiciones muy duras, pero Nicosia parecía dispuesta a aceptarlas para evitar el abismo al que se asoma. Pero la situación se ha complicado en las últimas horas. "Las negociaciones están en un momento muy delicado. La situación es muy difícil y los plazos, perentorios", aseguró en un comunicado el portavoz del presidente Nikos Anastasiadis.
Anastasiadis se ha reunido en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y con el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Después también ha celebrado un encuentro con el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. Trataba de allanar el camino hacia el consenso con el Eurogrupo, cuya reunión comenzaba a las 18.00 horas.
Los chipriotas culpan al FMI, "que presenta nuevas exigencias cada media hora", de las dificultades, señalan fuentes mencionadas por la agencia CNA. Según esta versión, el organismo que encabeza Christine Lagarde estaría reclamando que el Banco de Chipre, el mayor del país, corra la misma suerte que Laiki, la segunda entidad por tamaño. Tras desaparecer para dividirse en un banco bueno y otro malo, los ahorradores de Laiki con más de 100.000 euros no recuperarán su dinero en años, y nadie sabe si acabarán por perderlo todo. "¡Esto es muy importante! Si fuera así, se desataría el caos", apuntaba una fuente no oficial del Gobierno.

No hay comentarios: