Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

sábado, 21 de abril de 2012

¿COBRA FUERZA EL NEONACISMO EN EUROPA?


La Raya-Aller-Asturias(foto J.A.Miyares)

Desmantelada la tumba de los padres de Adolf Hitler

La decisión trata de evitar que se convierta en un lugar de peregrinación
La tumba de Alois y Klara Hitler, padres del dictador nazi Adolf Hitler, fue desmantelada el miércoles. Según ha explicado Kurt Pittertschatscher, párroco de la Iglesia de San Miguel de la localidad austriaca de Leonding, cerca de Linz, la losa ha sido levantada y “la tumba puede ser reasignada”. El canal británico BBC recogía este viernes las declaraciones del alcalde de la ciudad Walter Brunner, que explica que una familiar del genocida tomó la decisión de quitar la lápida. Se evitará así que la tumba se convierta en destino de romerías para neonazis y ultraderechistas. Según la agencia AP, esta familiar “ha renunciado a sus derechos de arriendo” de la sepultura. No se sabe exactamente de quién se trata, pero diversos medios especulan que puede ser una descendiente de la primera esposa de Alois, llamada Anna.

El párroco del pueblo no especifica qué ha sido de los restos de los padres de Hitler, nacido en Braunau-am-Inn (a unos 100 kilómetros de distancia) el 20 de abril de 1889. Es de suponer que no los exhumaron. Alois Hitler murió en 1903. La madre de Adolf murió cuatro años después. El hijo que tuvieron se suicidaría en 1945 en su búnker berlinés, tras desencadenar la peor guerra de la historia y ordenar el asesinato sistemático de millones de judíos en Europa. Es un viaje largo y espeluznante para el hijo del aduanero Alois, que ahora ha quedado sin tumba.

Se erigía sobre los restos de Alois y Klara una estela funeraria de piedra coronada por una cruz. Una placa anunciaba que “Aquí descansa en el señor Alois Hitler; Oficial de la imperial y real aduana y Propietario”. Llevaba la fotografía de un hombre mayor con enormes bigotes. Debajo se informaba de que también está el cuerpo de su esposa, de quien se mostraba una foto de menor tamaño.

Alois Hitler, nacido en 1837, era el hijo de una campesina austriaca llamada Anna Maria Schicklgruber. No se sabe a ciencia cierta quién era su padre, pero lo más probable es que fuera el campesino acomodado Johann Nepomuk Hüttler, o bien el hermano de este, un molinero dado a los vagabundeos llamado Johann Georg Hiedler. Hay pocos detalles de su juventud de Alois. En 1877 cambió el apellido Schicklgruber, de sonoridad francamente rural y un punto bufa, por Hitler. La ortografía de los apellidos era caprichosa en aquél tiempo, pero en alemán, Hüttler, Hiedler y Hitler son casi homófonos.

El criminal de guerra y notorio nazi Hans Frank escribió en sus memorias que Alois pudo ser el hijo de un judío rico de la región. Impulsó con ello el bulo de que Hitler era judío en “un cuarto”. Los historiadores modernos descartan esta tesis. Tampoco es cierto, como se dice a veces en Alemania y en Austria, que Adolf Hitler llegara a apellidarse Schicklgruber.

En cuanto a Klara, era la tercera esposa de Alois. Nacida Pölzl en 1860, también era su prima en primer o segundo grado (según quién fuera el padre de Alois). Cuatro de sus seis hijos con él murieron antes de 1901 y solo Paula Hitler (1896) sobrevivió a la II Guerra Mundial.

La tumba de los padres de Hitler fue levantada sin mayor ceremonia por un albañil. Sólo permanecen a la vista el pequeño cuadrado de piedras que marcaba su perímetro y un gran árbol que crece en la cabecera de la sepultura. Diversos grupos antifascistas celebran hoy la desaparición de la atracción neonazi, en la que no solían faltar flores.