Páginas vistas en total

Follow by Email

EL VIDEO.

Loading...

jueves, 15 de marzo de 2012

ESPERO NO TENER QUE PAGAR LA DEUDA DEL FÚTBOL CON MIS IMPUESTOS

Ciudad de Mónaco-(foto J.A.Miyares)

La deuda del fútbol, al Congreso: que los morosos no puedan competir o fichar.El Psoe tuvo tiempo suficiente para solucionar el problema y no lo hizo porque tiene un costo políco¿quié le pon el cascabel al gato?

• El PSOE presenta una proposición no de ley y el BNG hará lo mismo                  
• Los socialistas apuestan por crear un órgano supervisor en la ley del deporte
• Dada la situación de crisis y recortes, los políticos exigen que paguen
El PSOE y el BNG llevan la millonaria deuda de los clubes de fútbol al Congreso para exigir al Gobierno que imponga cambios para evitar esta situación. Los socialistas apuestan directamente por que los clubes morosos no puedan participar en competiciones profesionales, mientras que los nacionalistas hablan de un techo de gasto que limite sueldos y fichajes.

El Gobierno reveló que la deuda de los clubes de fútbol con Hacienda supera los 750 millones, a lo que ha de sumarse lo que deben a la Seguridad Social, unos 10,6 millones según fuentes del organismo.
Según los datos de Hacienda, las entidades de la Primera División tienen un importe pendiente de 489,93 millones con la Agencia Tributaria, los de Segunda División deben 84,18 millones y el resto suma una deuda de 78,18 millones.

En este contexto, el PSOE ha presentado una proposición no de ley para regular legalmente el deporte profesional y poder ejercer un control económico que evite estas deudas con Hacienda, informa Servimedia. La iniciativa reclama una ley específica que, entre otras cosas, impida a los clubes con deudas participar en competiciones profesionales.
En el texto, los socialistas instan al Gobierno a presentar a lo largo de este año una ley en la que se incluya la creación de un órgano de supervisión y control económico. Se podría, dicen, limitar la capacidad de gasto, asegurar que no existen deudas con las administraciones ni con los deportistas, que no existen situaciones de insolvencia y que se cumplen los ratios de buena gestión, como requisitos imprescindibles para participar en competiciones profesionales.

"La competición exige paridad e igualdad entre los competidores. No es justo que unos paguen y otros no. La norma debe ser que los equipos que no pagan no pueden competir", argumenta el portavoz socialista de Deporte, Manuel Pezzi. Además, esa ley debería garantizar el cobro de los sueldos de los jugadores y establecer limitaciones a la financiación de las plantillas deportivas, mediante porcentajes del presupuesto o de la previsión de ingresos de cada club.
Los socialistas reclaman que se fije un periodo para regularizar la situación de los clubes y sociedades anónimas deportivas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, y que se establezcan requisitos estrictos para obtener ayudas públicas, mejorando el actual marco legal del mecenazgo y de los beneficios fiscales en el deporte profesional.

Pezzi recuerda que el "grave problema de endeudamiento que afecta principalmente al futbol profesional es crónico" y se intentó solucionar con la vigente Ley del Deporte, que implantó el modelo de sociedades anónimas, "aunque sin los resultados esperados". Eso se ha debido, en su opinión, no a una laguna normativa, sino "por falta de control efectivo y cierta lasitud de los gestores deportivos, amparados en la trascendencia pública de su actividad".
Por su parte, el BNG, que pidió en su día explicaciones al Gobierno por la deuda de los clubes, piensa registrar una iniciativa exigiendo al Ejecutivo que tome medidas para garantizar el cobro de esas deudas con el Estado, aunque sea ordenadamente, en línea con lo que el Congreso ya aprobó hace dos años a instancias del grupo gallego, según ha informado su portavoz Francisco Jorquera a Europa Press.

Y para garantizar el cobro, recomendará imponer techos de gasto a las sociedades con deudas, limitando incluso sus fichajes y los sueldos de sus 'estrellas', y propondrá amenazas de sanciones deportivas a quien no cumple.
La reciente reforma de la Ley Concursal ya ha permitido que, al menos esta temporada, los clubes acogidos a concurso de acreedores ya no evitarán el descenso de categorías por impago de deudas.
Tras conocerse los datos actualizados de deuda y dada la situación económica que atreviesa España, los partidos políticos no fueron ajenos a la polémica. El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, admitió que se trata de una deuda "intolerable" y avisó de que, entre este asunto y los derechos de televisión, puede "explotar otra burbuja".

Para la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, "lo lógico" es que, en esta coyuntura de crisis económica, el Gobierno reclamase el cobro de la deuda que los clubes de fútbol mantienen con Hacienda.

En este sentido, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha exigido que no sean los contribuyentes quienes acaben pagando esa deuda "sangrante". "Alguien no ha ejercido su labor de control. Esto es una mala noticia para millones de personas que ven cómo pierden su vivienda y sufren recortes mientras se ha sido tremendamente generoso con los clubes de fútbol", ha criticado en rueda de prensa el diputado de IU José Luis Centella.